Efrén Llarena, un año para seguir soñando con el Europeo

 

 

El piloto burgalés ha completado su primera temporada en la élite del certamen continental dejando muestras de su potencial.

Tras proclamarse campeón de las categorías ERC3 y ERC3 Junior en 2019, Efrén Llarena daba el salto a la clase reina del Europeo esta campaña. El proyecto, de la mano del Rallye Team Spain y Sports&You al volante de un Citroën C3 R5, era, cuanto menos, apetitoso.

Cuando todo estaba preparado para comenzar, la maldita pandemia mundial de la Covid-19 lo frenó en seco. Llarena y su fiel copiloto, Sara Fernández, se quedaron muchos meses en el dique seco hasta que, en verano, por fin, pudieron competir por primera vez con el coche francés en el Rallye di Roma Capitale.

En su estreno con el R5, el burgalés fue capaz de terminar sexto absoluto y subir al tercer escalón del podio de la categoría ERC1 Junior. Un éxito, teniendo en cuenta el nivel de pilotos y máquinas de la competencia, muchos más experimentados y con más recursos para realizar test y carreras a lo largo de este atípico año.

En constante progresión

Después vendría el Rallye de Lieapja en Letonia, una prueba al más puro estilo de los 1.000 Lagos de Finlandia donde los pilotos de la zona se hicieron fuertes e inalcanzables para la pareja del Rallye Team Spain, algo completamente lógico en una carrera tan rápida. Llarena saldó su participación con una meritoria octava posición en la general y una nueva tercera plaza en ERC1 Junior, mostrándose siempre como un piloto regular y en clara ascensión.

La tercera cita del año le llevó a Portugal. El Rallye de Fafe Montelongo era una gran oportunidad para Llarena-Fernández de mostrar su mejoría en asfalto. Y así fue, ya que completaron la primera etapa quintos y peleando por el liderato en ERC1 Junior. En esa ocasión, la fortuna no estuvo de su lado, ya que una avería mecánica les obligó a abandonar antes del segundo día de competición.

Tras la decepción en tierras lusas, llegó la mejor actuación del burgalés esta temporada. El Rallye de Hungría fue una de las carreras más complicadas del año, con un asfalto siempre muy embarrado y repleto de hojas que dificultaron mucho la labor a los equipos.

En una cita completamente nueva para él, el primer ganador de la Beca Junior R2 cosechó su primer podio absoluto en el ERC al terminar tercero -y segundo en ERC1 Junior-, un resultado que le daba alas de cara al Rallye Islas Canarias. Pero las buenas sensaciones en el país magyar se esfumaron en las ‘islas afortunadas’. Una errónea puesta a punto y una peor elección de monta de neumáticos para el primer bucle, dejó sin opciones al burgalés de brillar en casa.

El balance de la primera temporada de Efrén Llarena y Sara Fernández entre la flor y nata del Europeo es más que positivo. En ocasiones la falta de fortuna y las circunstancias no han permitido a los del Rallye Team Spain sumar más buenos resultados que le hubiesen permitido estar en la pelea por el ERC1 Junior hasta el final. Sin duda, se han ganado el crédito para volver el próximo año con objetivos mayores

Efrén Llarena, un año para seguir soñando con el Europeo<< >>Efrén Llarena, ante la semana clave para definir su futuro en el ERC